Escritos

En esta sección se enlistan algunos ensayos y artículos sobre
ruido, arte y cultura libre.

TEXTOS PROPIOS

RETOS, POTENCIAS Y CONTRADICCIÓN DEL SOFTWARE Y LA CULTURA LIBRES: Por qué hoy estos movimientos son más necesarios que nunca.

Versión Pillku

En el corto lapso de las últimas tres décadas, hemos sido testigos de la relevancia que el software y la cultura libres tienen para la construcción de una cultura incluyente y democrática, aunque también hemos constatado que la labor de construir un sistema cultural alternativo no es una tarea sencilla, sino una que implica un mar de dificultades, contradicciones y aspectos que merecen ser repensados. Ahora bien, a pesar de las contradicciones en las que se encuentran inmersos, éstos son movimientos sociales vivos, todavía en estado de expansión, que no sólo siguen siendo necesarios para la transformación de las legislaciones culturales y de las formas de producción tecnológica, sino que además son hoy en día más necesarios que nunca. ¿Por qué? Por las cuatro razones que expondremos en lo que sigue.


EL RUGIDO DE CALIBÁN (Parte 2): ruido, cultura y subversión en tiempos de Próspero

Versión AusArt

El rugido de Calibán representa en este artículo el ruido que la modernidad ha tachado de incomprensible. Hablando específicamente del campo musical, este rugido está constituido por las prácticas sonoras que la cultura dominante trata de excluir. Con el fin de explorar distintos aspectos de la dominación capitalista y de los procesos de resistencia que se dan en su contra, este texto aborda tres ejes principales en los que las prácticas ruidistas se convierten en espacios de subversión de los valores culturales hegemónicos. El primero de estos ejes es el mercado, el segundo el cuerpo y el tercero el deseo. De manera transversal, exploraremos la relación que tiene el ruido con los procesos de descontrol social y de transformación identitaria.


LA SOCIEDAD NEGATIVA Y OTROS RELATOS ANTI-SOCIALES

Versión acusmática

La sociedad negativa fue necia desde pequeña. Las sociedades mayores le decían que nada iba lograr con un carácter tan improductivo y con un desorden tan abrumador como el que estructuraba su desordenada vida. La criticaban por no saber cómo dominar los deseos y ansiedades de sus inútiles individuos, por no atacar ni controlar los vicios humanos en pro de un proyecto de desarrollo social que pusiera por delante el interés civilizado.

Pero la sociedad negativa no entendía nada de aquellos reclamos, o en su defecto no le interesaban. Ella era feliz con su desorden estructural o su estructura desordenada, feliz con su afición por el deseo y la ansiedad y por su forma desenfrenada de tratar los asuntos humanos. En su universo, la mayoría de las personas disfrutaban de una vida sin restricciones, sin trabajos abrumantes y sin mayor responsabilidad que vivir intensamente. La gente trabajadora obsesionada con producir vivía en los suburbios periféricos y era en general marginada; las mayorías sociales hacían todo lo posible por invisibilizar a esas pobres lacras que interferían en un proyecto social para el que el orden, las normas y el sacrificio aparentemente no tenían cabida.


LA OBRA DE ARTE EN LA ERA DE LA RED

En otros tiempos, Walter Benjamin explicaba que las tecnologías de reproducción técnica estaban transformando la naturaleza del arte. Poniendo al cine como ejemplo máximo de esta situación, este filósofo afirmaba que la obra de arte, al perder el aura que su existencia unitaria y contextual implicara en épocas anteriores, pasaba de tener una función ritual a funcionar como un dispositivo de agencia política. Hoy en día, con las innovaciones tecnológicas que se sintetizan en la invención del Internet, habría que preguntarnos qué tipo de función vendría a tener un arte propio de nuestra era. La era de la red exige preguntas sobre la naturaleza de las prácticas creativas y sobre la función que éstas tienen dentro de los procesos de transformación cultural. Si en tiempos de Benjamin la lucha se daba entre un arte politizado con tintes revolucionarios y la expresión artística del fascismo (misma que Benjamin observava en movimientos como el futurismo), hoy en día la lucha se da entre una red horizontal, que promueve lo común y rechaza la privatización e imposición de deseos meramente mercantiles, y un tejido neoliberal que aprovecha la red para expropiar y privatizar la creatividad comunitaria.


EL RANCHO Y SUS CAMPECHANAS: arte y creatividad en tiempos de híbridos.

El Rancho Electrónico es lo que llamamos un “espacio hacker”: un lugar donde personas de diversos intereses nos reunimos para compartir experiencias y preocupaciones en torno a lo que reconocemos como un horizonte de libertad cultural. Aunque es común asociar los espacios hacker con el desarrollo de recursos tencológicos libres, y aunque éste es, en efecto, un eje fundamentales del trabajo de nuestro Rancho, la hibridación cultural que Rockdrigo nos plantea nos ha llevado a abrir el espectro de nuestras actividades. Es así que nuestra agenda actual incluye no sólo talleres de programación, sino también de comida vegana, de cartografía, de diseño editorial y, lo que es el tema principal que trataremos en las siguientes líneas, actividades artísticas en las que combinamos los principios y herramientas del software libre con una exploración sobre medios de producción, distribución y creación distintos de los que rigen la industria cultural predominante.


ARTE LIBRE: Compartición, creatividad y libertad en la ¿era de los comunes? Según afirman algunos de los teóricos más versados en estos asuntos, la compartición de productos artísticos, y muy particularmente el intercambio de música, fue un motor fundamental para el desarrollo de una nueva etapa de Internet que se caracteriza, precisamente, por fomentar la interacción social y la construcción de un modelo mercantil distribuido. ¿Deberíamos sentirnos afortunados, particularmente quienes nos dedicamos a la producción artística, de ser partícipes de este supuesto cambio de paradigmas? ¿Podemos suscribir el discurso celebratorio, tan eficaz para la promoción de programas de cómputo, que plantea que el Internet está llevando a la humanidad hacia una nueva era en la que lo común se establece como centro de las relaciones mercantiles, como valor social por excelencia y como bandera de una nueva concepción de la creatividad humana? ¿Hemos de aceptar, gustosos y agradecidos, las condiciones y amenazas que las empresas nos imponen, bajo la idea de que los beneficios son mayores que los perjuicios que de ello se desprenden? ¿O hemos, acaso, de pensar mejor las cosas antes de depositar el futuro del arte, de la comunicación y de la economía en manos de monopolios que manejan nuestra información y nos vigilan sistemáticamente?


DEL CHARCO A LA INSENSATEZ: Carta desde Fiume

“En la Regencia Italiana del Carnaro, la música es una institución social y religiosa.” Eso dictan las letras de la constitución de Fiume, para agregar que “en los instrumentos del trabajo, de beneficio, y del deporte, en las máquinas ruidosas que, aún estas, caen en un ritmo poético, la música puede encontrar sus motivos y armonías”. Mientras leíamos aquellas palabras pensábamos en nuestras propios ruidos y armonías, en cómo estábamos también nosotros traspasados por la música de nuestro entorno. Lo sorprendente de este viaje no ha sido, por lo tanto, encontrarnos con los sonidos que existen también en nuestras tierras de origen, sino encontrar una ciudad que tiene la música como principio rector de su organización social…


EL RUGIDO DE CALIBÁN: La música noise como zona de autonomía temporal

El rugido de Calibán es el grito del excluido, del marginado, del proletariado, del que se detesta pero es al mismo tiempo necesario para que la máquina automática funcione. ¿Pero qué ocurre cuando el monstruo se subleva, cuando encuentra un espacio de locución y cuando subvierte los valores de aquél que antaño lo sometiera? Cuando dejamos de hablar del negativo que se opone a los principios de la positividad, y comenzamos a hablar del otro que se afirma como agente legítimo de formas alternativas de producción, de pensamiento y de deseo, dejamos atrás la cultura de Próspero y entramos en un extraño territorio que en términos musicales puede ser comparado con el ruido, y particularmente con la música estruendosa, “deforme” y sin sentido que genéricamente se conoce como noise.


MÚSICA LIBRE: Crónicas del monstruo liberado

Hardt y Negri reivindican a los monstruos. Haciendo eco de Deleuze, nos hablan de la importancia de dejarse transformar por lo monstruoso que habitan en nuestra propia potencia creativa. En los mitos y los cuentos infantiles, los monstruos son constantemente marginados y convertidos en algo indeseable, algo que debe ser negado y atacado para que la sociedad siga siendo lo que es. Pero nosotrxs no queremos que la música siga siendo privativa. Si hemos de concebir la libertad musical como un proceso revolucionario, habría que estar dispuestos a dejarnos sorprender por lo que seríamos si nos liberáramos de lo que también somos ahora.


TO CUT OUT- divagaciones alrededor de una obra de Iván Naranjo

Versión folio MUAC

“NADA / HABRÁ TENIDO LUGAR / SINO EL LUGAR”. Así profesa Mallarmé en su último poema, al que hace referencia la obra To Cut-Out de Iván Naranjo. En ésta, el escucha está invitado a sumergirse en un entramado de sonidos distribuidos en veintidós canales diferentes; sonidos superpuestos de manera caótica que escapan a la ocasión de ser descifrables; sonidos que generan, como sugiere el compositor, “un espacio de inmersión densamente poblado en el que el escucha forme, a través de su percepción, sus propias constelaciones, haciendo de la escucha un acto poético.”


AL-COPYLEFT. Software y cultura libres dentro de las políticas progresistas de América Latina

Versión Revista Pillku

Un aspecto que comparten varios de los gobiernos progresistas de América Latina es la aplicación que están llevando a cabo de los principios y herramientas del software y la cultura libres. Como ejemplos de ello, se encuentran las leyes de software libre que países como Uruguay, Brasil y Ecuador han aprobado e implementado en los últimos años. Asimismo, existe cada vez un mayor reconocimiento y promoción por parte de los gobiernos latinoamericanos hacia la utilización de licencias permisivas que ofrecen alternativas a los marcos legislativos del copyright.


¿ALGUIEN DIJO SONIDOS EN RESISTENCIA?

Versión salonKritik

…hoy en día nos resulta difícil concebir el ruido como un agente de resistencia efectiva, de verdadera transformación política, que vaya más allá de las retóricas revolucionarias que muchas veces no hacen más que servir como estrategias de mercado. Quizás sea por eso que varios de los debates sobre noise asuman de antemano que éste <<sólo puede funcionar como una atribución conciente y retrospectiva>>, ya que <<sólo puede ser pensado como algo que está siempre fracasando -fallando en su intento por seguir siendo ruido, en la medida en que se vuelve familiar y deviene en una práctica aceptable>> (Hegarty, noise/music, p.ix). ¿Pero debemos acaso contentarnos con esta frustración, con esta idea tantas veces repetida de que el sistema “es inquebrantable” y de que por lo tanto no existe posibilidad alguna de generar procesos de transformación que sean algo más que hologramas mercantiles?


ARTE LIBRE

Versión Colaborativo Mx

Arte Libre son las prácticas artísticas que responden a los principios de COMPARTICIÓN y CIRCULACIÓN promovidos por el movimiento de la Cultura Libre; arte que posee las 4 libertades que se derivan de las 4 libertades del Software Libre.

Aunque las prácticas de Arte Libre tienen mucha relación con las posibilidades y medios que brinda el Internet, existen muchas dimensiones sociales, artísticas y culturales que trascienden el ámbito de la Red. En derivación a lo que Lawrence Lessig dice sobre la Cultura Libre, podemos decir que Arte Libre es “un efecto que el Internet tiene más allá de si mismo. Un efecto sobre la forma en que el arte y la cultura son producidas”.


NAVEGANDO EN MARES PIRATAS

Versión Molcajete

La semana pasada corrió la noticia de que el fundador de Megaupload, Kim Dotcom, se propuso para financiar un “Partido Pirata” en México. Esta noticia giró por distintos periódicos y medios de comunicación, como es el caso del diario 24 Horas. Hay que aclarar, sin embargo, que lo que Dotcom propuso fue crear y financiar un INTERNET-PARTY, o sea un “Partido de Internet”, que aunque tiene muchos puntos de convergencia no es exactamente lo mismo que un Partido Pirata. Una de las principales diferencias estriba en que el Partido Pirata es una red internacional de organizaciones que comparten un posicionamiento político y un programa de acciones que incluye al Internet, pero no se limita a éste. De cualquier manera, la provocación de Kim Dotcom ha dado mucho qué discutir en los últimos días, y sirve de pretexto para este breve artículo que ofrece algunas reflexiones sobre los PARTIDOS PIRATA.


AUTONOMÍAS DEL HEMISFERIO DERECHO

Versión Colaborativo Mx

Marshall McLuhan -filósofo y comunicólogo canadiense- es conocido por desarrollar una teoría sobre la globalización basada en las nuevas posibilidades sociales y congitivas que inauguran los medios electronicos de comunicación. Ya hacia los 1960’s, décadas antes de que el Internet se posicionara como tecnología comercial, McLuhan acuó el concepto de Aldea Global, con el cual se refería a una sociedad mundial interconectada a través de las redes electronicas. “La interdependencia electronica vuelve a crear el mundo a imagen de una Aldea Global. ¿Qué quería decirnos McLuhan con esto?


EL SÍNDROME MIDAS (Parte 1)

Versión Molcajete

El siglo XXI nació con una consiga: las ideas son el principal motor de la economía  global. Si el siglo anterior apostó por la industria y la producción de objetos de consumo masivo, hoy en día existe una extendida  desmaterialización del mercado y una apuesta consecuente hacia el mundo  de lo intangible. La información y la cultura son los dos grandes bastiones de este nuevo ideal de desarrollo que ha dado por llamarse Economía Creativa. Ya no son brazos atlánticos los que se requieren para operar las máquinas que mueven el universo, sino mentes ateneas, frescas e incansables que trabajan en conocer, imaginar y vender sus novedosas elucubraciones.


PARTICIPAR, COLABORAR, INTERACTUAR: Las nuevas tecnologías y las posibilidades de relación social del arte 

Cuando Joseph Beuys hablaba de la Escultura Social en la década de 1960, estaba lejos de imaginar las posibilidades que el Internet abriría en términos de interacción social y participación artística. Si para Beuys la humanidad entera era parte relacional de un acontecimiento colectivo que podía ser interpretado como arte, el espacio cibernético lleva este pensamiento a posibilidades de concreción que cada vez se alejan más de ser un planteamiento meramente metafórico, para pasar a convertirse en una realidad “tangible” y cotidiana. Ahora bien, hay que decir que los procesos participativos que tienen lugar en Internet no necesariamente apuntan hacia los ideales democráticos que subyacen en la propuesta de Beuys, la cual se caracteriza por buscar alternativas sociales a los órdenes económico, afectivo y corporal que forman parte del sistema cultural capitalista.


EL TEATRO DEL DISTURBIO ELECTRÓNICO. Entre el net.art y el activismo

En 1997 Ricardo Domínguez creó el Electronic Disturbance Theater (EDT), compañía de artistas, teóricos y cyber-activistas que se dedica a generar herramientas y reflexiones críticas en torno a las posibilidades de resistencia civil en medios digitales. Cuando revisamos los antecedentes históricos y algunas obras de los “años heroicos” del net.art, surge la duda de hasta qué punto el EDT puede ser considerado como arte digital. Me parece que esta pregunta, más allá de que pueda o no ser respondida de manera precisa, es sintomática de algunos aspectos del net.art que me parecen fundamentales para entender la manera en la que el Internet abre el campo de exploraciones artísticas, reconfigurando la función social, la definición y los límites del arte.


ARTE Y CULTURA EN CIRCULACIÓN. Tres breves reflexiones

Los siguientes escritos breves son resultado de las reflexiones y tareas específicas que constituyeron el curso Arte y Cultura en Circulación, organizado y coordinado por Ártica, Centro Cultural 2.0 que se dedica a promover y generar espacios de formación en torno a la Cultura Libre. En estos escritos se abordan tres temas que fueron centrales en dicho curso: el tema de la autoría, el de la piratería y el de las nuevas tendencias estéticas basadas en la remezcla.


HACKEANDO EL CAPITAL: innovación y mercados alternativos del Net.art

Versión salonKritik

Si bien la pregunta por alternativas de mercado es actualmente común a una gran cantidad de expresiones artísticas –sobre todo considerando las dificultades financieras que la crisis global trae consigo–, y si bien el Internet ofrece nuevas herramientas de promoción y transacción financiera a nivel general, es de esperar que los artistas dedicados al net.art, al enfocar su trabajo creativo en las posibilidades que brinda el “universo digital”, estén especialmente enfocados en la exploración de alternativas económicas basadas en la red. De hecho, la propia naturaleza inmaterial de sus obras, la facilidad con la que pueden ser distribuidas a escala planetaria y la todavía incipiente legislación cibernética, obligan a los net.artistas a inventar maneras innovadoras de vender, financiar, compartir y obtener insumos de su trabajo creativo.


ARTE Y TRANSFORMACIÓN EN EL SIGLO XXI

Versión salonKritik

A pesar de las enormes dificultades económicas, políticas y sociales que el actual siglo presenta en sus inicios, muchas personas coinciden en que, debajo del aparente estoicismo del sistema capitalista, comienzan a emerger nuevas e impredecibles estructuras sociales. En parte debido a las posibilidades expresivas que el desarrollo tecnológico trae consigo, y en parte a la coyuntura sociopolítica que en los últimos años ha llevado a millones de personas en el mundo a rechazar los valores culturales del capitalismo neoliberal, hoy nos encontramos frente a un impulso de transformación global que implica, entre muchas otras consecuencias, la emergencia de nuevas maneras de concebir el arte. Mientras que principios como la colaboración, el procomún, la propiedad compartida, el reciclaje, entre otros, están pasando a ser parte de un nuevo paradigma cultural, nociones como la autoría, la propiedad intelectual y la originalidad –tan importantes dentro del marco cultural capitalista– van perdiendo terreno. Si hace algunas décadas pensadores como Arthur Danto promulgaron la muerte del arte, por considerar que éste había perdido su capacidad para incidir en los procesos de transformación cultural, hoy nos encontramos en una situación que nos obliga a replantear aquellos argumentos: ¿ha perdido efectivamente el arte su capacidad transformadora o hace falta, más bien, crear nuevos marcos críticos para entender la naturaleza, los alcances y las contradicciones de las nuevas tendencias artísticas? 


EL ARTE FRENTE AL DESPEÑADERO

Versión Despeñarte (Fanzine completo)

A un año del levantamiento estudiantil mexicano, es difícil saber hasta qué punto éste  despertó una consciencia colectiva que trascendiera la coyuntura electoral. En el campo específico del arte, sin embargo, podemos decir con certeza que la Primavera Mexicana propició la creación de colectivos, declaraciones, manifiestos y proyectos artísticos, que en muchos casos siguen activos, y en otros tienen un importante potencial para interpelar a las futuras generaciones. Con la triple intención de ofrecer a los proyectos vigentes una lectura de las circunstancias históricas que motivaron su nacimiento, de documentar el debate artístico que se dio en ese entonces, para invitar a la reflexión y posible activación política de las generaciones venideras, y de plantear la urgencia de realizar estudios críticos que brinden herramientas para la comprensión de las complejas emergencias sociales de nuestra época –particularmente en el campo de las prácticas artísticas-, este artículo pretende analizar algunos aspectos de la discusión que los artistas sostuvieron en el contexto referido. Para ello, revisaremos una serie de declaraciones que aparecen en varios documentos que fueron publicados en aquellos tiempos, para después comentar cuatro proyectos que resultan especialmente representativos de una nueva forma de concebir el arte.


*

TRADUCCIONES

TESIS SOBRE RUIDO – Mattin

I. ¿Qué carajos es el Ruido? Precisamente por su indeterminación, el ruido es la más sensual de las prácticas/actividades del ser humano. Tratar de ajustarlo o convertirlo en un género es algo tan jodido como creer en la democracia.

II. Si haces ruido se espera que alguien más lo escuche, lo cual significa que el Ruido es una actividad social.

(…)


EL PLAGIO UTÓPICO – Critical Art Ensamble

Desde hace tiempo, el plagio ha sido considerado como un ente demoniaco dentro del mundo cultural. Típicamente se ha visto como el ROBO del lenguaje, las ideas y las imágenes por los carentes de talento, muchas veces con el fin de engrandecer la fortuna y el prestigio personales. Sin embargo, como la mayoría de las mitologías, el mito del plagio puede ser invertido fácilmente. Quizás sean aquellos que sostienen la legislación de la representación y la privatización del lenguaje los que tienen más reservas hacia el plagio; quizás las acciones del plagiador, dada una serie de condicionales sociales, son las que más contribuyen al enriquecimiento cultural. Antes de la Ilustración, el plagio servía para apoyar la distribución de las ideas.


EL RUIDO Y LA FURIA – Internacional Situacionista n.1

SE HABLA MUCHO en estos días sobre de los jóvenes furiosos, la furia de la juventud contemporánea. Si la gente se empeña tanto en hablar de este tema es porque los jóvenes, a través de manifestaciones como los disturbios absurdos de adolescentes suecos o las proclamas de los ingleses <> que pretenden construir un movimiento literario, presentan siempre el mismo carácter inofensivo y la misma fragilidad tranquilizante. Productos de una época de descomposición de las ideas y los modos de vida dominantes, de inmensas ‘victorias’ contra natura que no se corresponden con un incremento real de las posibilidades cotidianas de existencia, reaccionan, a veces con violencia, en contra de la condición que les ha sido impuesta, con estallidos de juventud que remiten a los estados surrealistas de la mente.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s